Energía Eléctrica

Energía Eléctrica

¿Que es la energía?

La electricidad se genera a partir de diversas fuentes de energía como: las centrales hidroeléctricas donde se utiliza la fuerza mecánica del agua o las centrales termoeléctricas donde se produce electricidad a partir del carbón, el petróleo y otros combustibles. También puede generarse a partir de las llamadas energías limpias como la energía eólica (viento), la energía solar y la biomasa (energía proveniente de la descomposición de residuos) entre otras.

La energía eléctrica es la energía transportada por la corriente eléctrica y es la forma de energía más utilizada en las sociedades industrializas por las siguientes características:

• Capacidad para transformarse con facilidad en otras formas de energía (lumínica: bombillas; calorífica: estufas).
• Es posible transportarla a largas distancias con bajos costos y rendimiento relativamente alto (no se pierde excesiva energía).

Se denominan centros o centrales de generación las instalaciones donde de transforma la energía primaria o secundaria en energía de consumo. Si esta energía de consumo es eléctrica, la central recibe el nombre de central eléctrica.

Una vez generada, esta energía de consumo debe ser trasportada hasta los puntos donde se necesite. Ya en ellos, será distribuida a viviendas, alumbrado de las calles, industrias, etc.

Es muy importante saber como está estructurado el Sistema Eléctrico Argentino.

Según Ley 24.065, el Mercado Eléctrico Mayorista se encuentra integrado por los siguientes agentes:

• Generadores: son los productores de la energía eléctrica que circula por las redes. Ejemplo: Central Térmica Güemes
• Co y Autogeneradores: Generan electricidad como producto secundario siendo su principal propósito la producción de bienes y servicios. Ejemplo: Ledesma S.A, Altos Hornos Zapla S.A.
• Transportista en Alta Tensión: transporta energía entre diferentes zonas eléctricas del país. Existe una única compañía en todo el país: Transener S.A.
• Transportista por Distribución Troncal: transporta energía desde los generadores o la red de transporte en alta tensión hasta los distribuidores. En la zona NOA quien cumple esa función es la empresa TRANSNOA S.A.
• Distribuidores: cuentan con una concesión otorgada por la Provincia para la distribución y comercialización de energía eléctrica a consumidores finales. Ejemplo: EDESA S.A.
• Grandes Usuarios: son aquellos agentes que cuentan con capacidad para contratar su demanda de energía eléctrica en forma independiente a través de un contrato a término con un Generador o Comercializador. Ejemplo: Alto NOA Shopping, Cerámica Alberdi, etc.
• Comercializadores: Compran y venden energía eléctrica, por cuenta propia o por mandato, producida o consumida por terceros. Ejemplo: EDESA S.A.

Generación de Energía Eléctrica

Existen diversos tipos de centrales eléctricas que vienen determinados por la fuente de energía que utilizan para mover el rotor. Estas fuentes pueden ser convencionales (centrales hidráulicas o hidroeléctricas, térmicas y nucleares) y no convencionales (centrales eólicas, solares y de biomasa).

Dentro de las energías no convencionales, las energías solares y eólicas son las que mayor implantación tienen en la actualidad.

  • Centrales Hidráulicas o Hidroeléctricas

En este tipo de centrales se aprovecha la energía potencial debida a la altura del agua para, haciéndola caer, convertirla en energía cinética. Esta energía moverá los álabes (paletas curvas) de una turbina situada al pie de la presa, cuyo eje está conectado al rotor de un generador, el cual se encarga de transformarla en energía eléctrica.

Si el agua desciende hasta un embalse situado a menor altura para, con posterioridad, ser bombeada hasta que alcance el embalse superior, con objeto de utilizar de nuevo, nos encontramos frente una central hidráulica de bombeo. Este tipo de central se construye en zonas donde existe la posibilidad de que en ciertas épocas del año no llegue suficiente agua al embalse
superior y, por tanto se necesite un aporte del inferior.

  • Centrales Térmicas

En estas centrales, la energía mecánica, necesaria para mover las turbinas que están conectadas al rotor del generador, proviene de la energía térmica (debida al movimiento de moléculas) contenida en el vapor de agua a presión, resultado del calentamiento del agua en una gran caldera.

El combustible que se utiliza para producir vapor de agua determina el tipo de central térmica: de petróleo (fuel), de gas natural o de carbón.

El proceso, en términos generales, es el siguiente: se utiliza uno de los combustibles citados para calentar el agua. A continuación, el vapor de agua producido se bombea a alta presión para que alcance una temperatura de 600 º C. Acto seguido, entra en una turbina a través de un sistema de tuberías, hace girar la turbina y produce energía mecánica, la cual se transforma en energía eléctrica por medio de un generador que está acoplado a la turbina.

  • Centrales Nucleares

Se trata de centrales térmicas en las que la caldera ha sido sustituida por un reactor nuclear. Este, por reacciones de fisión (rotura) de los núcleos atómicos del combustible nuclear, generalmente uranio enriquecido (isótopo de uranio, 235 y 238), libera el calor necesario para calentar el agua y transformarla en el vapor que moverá las turbinas de un generador.

La ventaja principal de las centrales nucleares es su rentabilidad en la producción de energía; sin embargo, sus inconvenientes primordiales son la gestión y almacenamiento de los residuos radiactivos, así como el riesgo que para la población conlleva los posibles accidentes nucleares.

  • Centrales Eólicas

En las centrales eólicas o parques eólicos se aprovecha la energía cinética del viento para mover las palas de un rotor situado en lo alto de una torre (aerogenerador).

La potencia total y el rendimiento de la instalación depende de dos factores: la situación del parque (velocidad y cantidad de horas de viento) y el número de aerogeneradores de que dispone.

Los aerogeneradores actuales alcanzan el máximo rendimiento con vientos de unos 45 Km/h de velocidad mínima necesaria para comenzar a funcionar de unos 20 Km. /h, y la máxima, por razones de seguridad, de 100 Km. /h.

Existe un tipo de centrales eólicas denominadas aisladas. Se trata de instalaciones de reducido tamaño que las pequeñas industrias, estaciones de bombeo en explotaciones agrarias, viviendas, etc., utilizan para su autoconsumo.

  • Centrales Solares

Son instalaciones en las que se utiliza la energía procedente del sol. Existen dos clases principales de instalaciones, según el proceso de transformación usado: centrales fototérmicas y centrales fotovoltaicas.

  • Centrales Fototérmicas

En las centrales fototérmicas, la radiación solar se aprovecha de dos formas: con colectores solares, que absorben las radiaciones solares para producir calor, o con helióstatos, que reflejan la luz solar y la concentran en un punto para su utilización calorífica; en concreto para calentar el agua de una caldera. En ambos casos, el vapor de agua producido se emplea para mover el rotor de un
generador.

  • Centrales Fotovoltaicas

En las centrales fotovoltaicas se transforman en energía eléctrica mediante paneles de células fotovoltaicas, las radiaciones electromagnéticas emitidas por el sol.

Al igual que ocurre con la energía eólica, también existen centrales aisladas.

Las aplicaciones de la energía solar son muy variadas: desde alimentación de pequeñas calculadoras de bolsillo hasta el uso en automoción y astronáutica

Advert

Twitter

Blog Interno

USUARIO
CONTRASEÑA
hola